Dropshipping: alternativa de ventas para mayoristas.

dropshipping


Dropshipping.

Seguramente alguna vez te has preguntado cómo hacer para vender más sin tener que invertir en una plataforma online o un e-commerce. ¿Como vendedor mayorista buscas oportunidades para mover tu stock entre los minoristas? El dropshipping ofrece un panorama atractivo para conectar al mayorista con cualquier mercado no sólo en su región, también fuera de ella.

Para ponernos en contexto, de acuerdo con wikipedia, el dropshipping es una triangulación de envíos, un tipo de venta al por menor en la cual el minorista no guarda los bienes en su inventario, sino que toma y pasa el pedido al mayorista. Éste último se encarga del envío del producto al consumidor final.

Datos de Statista reflejan que durante el 2019 el volumen de ventas generadas por el comercio electrónico ascendió a 3.55 billones de dólares; siendo Brasil, México y Argentina los países que lideran el tema en América Latina. El canal mayoreo puede ser parte de estas estadísticas si entiende cómo generar alianzas con minoristas en internet y cómo funcionan las nuevas plataformas de e-commerce.

Ante la necesidad de cerrar la brecha digital entre lo online y lo offline, el dropshipping parece ser ese vínculo de colaboración para que el mayorista amplíe su cobertura.

Para lograr establecer una buena relación con el minorista o el e-commerce que se encargará de exhibir los productos, el mayorista debe cuidar tres aspectos:

  • Logística. Asegurare de contar con los medios para realizar los envíos a cualquier lugar que se requiera.
  • Garantía. Acordar con el minorista cuáles serán los términos para ofrecer garantía a los consumidores.
  • Establecer precios competitivos y justos, teniendo en mente que las compras en línea tienen detrás una exhaustiva búsqueda del consumidor de factores que determinarán su decisión para adquirir un producto.

Además, es importante llevar un control de la disponibilidad de los productos. En ISCAM desarrollamos herramientas que permiten conocer la distribución numérica y ponderada de productos en el punto de venta del canal mayoreo.

Antes de entrar al juego, revisa las reglas.

El alcance que representa generar alianzas de droppshiping con un minorista es amplio, ya que puedes mover tu producto tanto a nivel nacional como al extranjero. Por eso, es relevante que tengas claros los datos y la información que te ayude a tomar una decisión. Revisa estudios sindicados al respecto, analiza las ventajas y asegurase de contar con todo lo necesario para cumplir con las entregas al comprador.

Asegúrate de que tus productos sean parte de una tendencia en ventas online y conecta con minoristas especialistas en esos artículos, de esta forma tendrás más certeza de que tu producto se estará moviendo frecuentemente.

En el proceso de dropshipping tanto el mayorista como el minorista se convierten en un equipo y como tal están obligados a ofrecer la mejor experiencia de compra al consumidor. Mientras que el mayorista se compromete a tener el producto en tiempo y calidad, el minorista debe darse a la tarea de contar con un servicio al cliente eficiente y un negocio online sólido.