Promociones: Un incentivo para visitar el Punto de Venta.



Promociones: Un incentivo…

De acuerdo con el Estudio Anual sobre Preferencias en Promociones 2018, realizado por la revista InformaBTL, el 89% de los consumidores perciben una promoción como un ahorro, destacando los descuentos directos y las ofertas 2×1 o 3×2. Estos datos ya representaban un punto clave en la decisión de compra en el punto de venta pero las reglas del juego han dado un giro durante el 2020.

A raíz de la crisis por COVID-19 las visitas al punto de venta se vieron afectadas y el proceso de compra del shopper se trasladó a las plataformas online. Las estrategias cambiaron y los retailers tuvieron que analizar el comportamiento de las personas para tener ventaja ante la competencia. Herramientas como el e-commerce y el e-catman tomaron relevancia; así como el análisis de datos para la toma de decisiones.

El shopper se ha acostumbrado a una nueva forma de adquirir productos, con inmediatez y sin poner en riesgo su salud: las tiendas en línea. Muchas de ellas tienen ubicaciones reales que tuvieron que adaptarse a las nuevas necesidades del consumidor y reaccionar con entregas a domicilio, creación de apps o un e-commerce, todo lo necesario para mantener la distancia obligatoria en tiempos de pandemia.

Las promociones comenzaron a crecer al momento en el que las autoridades relajaron las medidas y se aperturaron los establecimientos comerciales. La ventaja de los retailer con plataformas en línea fue que podían adelantar la comunicación de sus ofertas o regalar cupones para utilizar en un tiempo corto.

Ofertas exclusivas en cada plataforma.

Si buscamos asegurar la atención y lealtad del shopper, necesitamos entender que la forma en la que busca lo que necesita a través de internet, es muy diferente a la que lo hace en el punto de venta. Es por ello que las promociones exclusivas por canal son el incentivo ideal para mover diferentes categorías.

Desde el crosselling hasta rebajas de precios en productos con mayor demanda, ofrecer opciones de promociones en plazos cortos, motiva a que el shopper acelere su decisión de compra. Sobre todo cuando se trata de artículos que pasaron a formar parte de la canasta básica o que ayudan a cuidar su higiene y salud.

Desarrollar escenarios en los que el consumidor pueda encontrar el mejor precio a través del omnichannel, asegura su lealtad y el interés en visitar el retail para descubrir qué otros beneficios puede obtener. A su vez, el canal mayorista puede apoyarse de herramientas de monitoreo, como las que ofrece ISCAM, para analizar el comportamiento de cada categoría y conocer su relevancia en el punto de venta.